A una calle del zócalo de la ciudad de Puebla, se encuentra la Iglesia de la Santísima Trinidad.  El edificio destaca por su altura y majestuosidad, resaltando por fuera, la hermosa fachada del edificio, toda revestida de cantera gris y adornada con impresionantes tableros de talavera que atraen la mirada de los visitantes y que representan escenas de la fundación de la Ciudad de Puebla.

 

 

La iglesia data del siglo XVII y conserva algunos cuadros de pintura colonial.  Sus retablos y decoración original ya no existen, en cambio, podemos observar los interesantes retablos característicos del siglo XIX, ahora integrados al edificio colonial.


El edificio fue estrenado en 1672. La portada de la iglesia fue hecha por los canteros Juan Jerónimo y su hijo Juan Antonio. En 1931 fue revestida toda la fachada de cantera y se colocó un tablero de azulejos que representa la escena de la fundación de la ciudad.


El exterior es sumamente sencillo.  Las dos portadas son de un sobrio barroco de finos lineamientos.  La portada principal es de cantera y en uno de los nichos, se aprecia la imagen de la Virgen de la Concepción, hecha en mármol blanco de Villerías.
 

  • Iglesias
    Facebook Comments

    Artículos Relacionados